Toque personal

Hoy barremos para casa.  El Tribunal de Cuentas a elaborado un informe en el que denuncia las políticas de contratación tecnológica de las administraciones publicas. Solo voy a extraer algún entrecomillado, porque se explica por si mismo.

Advierte tres graves vicios de procedimiento:

  •  “la utilización excesiva de la licitación negociada”
  • “la dependencia o, incluso cautividad tecnológica respecto de unas pocas empresas en las que se concentra la mayor parte de las adjudicaciones”. El origen de esto, lo encuentro en una ausencia absoluta de una linea estrategia que se alague en el tiempo. Al final, las definiciones de arquitecturas y tecnologías dependen del “político” de turno, que cambiará dentro de 4 años (si no es antes), y que … digamos eufemísticamente, pone los intereses de determinadas empresas por delante de otras consideraciones. Al final que mas da, ese dinero no es de nadie ¿no?
  • proliferación del “recurso a los contratos de servicio de apoyo informático para resolver las carencias de personal propio, funcionario o laboral”. Respecto a esto, no creo realmente que se trata de “carencias”. Creo que hay personal y que además, en general, han aprobado algún tipo de oposición  Pongamoslo en valor. Creo que la causa es la inproductividad extrema, unido a una enorme desmotivación (de nuevo.. “que más da.. yo aprobé la oposición y ya está, hago mis horitas y se acabo”). Problemas de gestión en la administración pública de nuevo, que no se solucionan privatizando, si no GESTIONANDO, que como sabemos no tienen nada que ver con “mandar”.

En este articulo del El Diario podéis leer más.

Me duele especialmente, por lo que me toca, este párrafo:

El Tribunal de Cuentas fue también el que alertó de que el uso abusivo de empresas externas y personal subcontratado estaba llevando a los tribunales de lo laboral un alto número de demandas de estos trabajadores, a los que los jueces terminaban por reconocer su condición de fijos. Las sentencias afirman que las Administraciones y las consultoras cometen una irregularidad que se ha tipificado como “puesta a disposición de mano de obra ajena” o “cesión ilegal de trabajadores”. Esto es, que los trabajadores subcontratados en realidad realizan actividades que corresponden a los funcionarios.

Cualquiera que se mueva mínimamente en este mundo, podrá contaros historias jugosas de contratos inexplicables (a primera vista), plazas fantasma a las que solo se presenta un candidato, ofertas con un perfil al que solo falta poner nombre y apellido, derroche de recursos personales y materiales…

Supongo que simplemente es más de la misma España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: